Registrarse

» celebridades

ver
galería

Darío Grandinetti

Se dio a conocer gracias al éxito de El lado oscuro del corazón (1992), película dirigida por su compatriota Eliseo Subiela. También ha protagonizado para este realizador No te mueras sin decirme a dónde vas (1995) y Despabílate amor (1996), películas en las que encarna personajes de gran calado humano, obsesionados con el amor y el paso del tiempo.

Procedente del teatro y la televisión, su mirada profunda y su voz cálida lo convierten en el intérprete idóneo de estas películas de tono poético (con textos de Mario Benedetti incluidos explícitamente). Ha participado también en los musicales españoles dirigidos por Jaime Chávarri Las cosas del querer II (1995) y Sus ojos se cerraron y el mundo sigue andando (1996), producción de Andrés Vicente Gómez en la que interpretaba a un doble de Carlos Gardel, con mayor presupuesto pero menor repercusión internacional. Sin embargo, ha seguido vinculado a la producción independiente haciendo posible uno de los pocos largometrajes bolivianos actuales, El día que murió el silencio (1998, de Paolo Agazzi), sobria parábola social en una atmósfera de realismo mágico que se adentra en el culto a la memoria necesaria, una constante del último cine latinoamericano más inquieto.

En España, ha participado como protagonista en la película Hable con ella (2002, de Pedro Almodóvar).